Seguidores

lunes, 30 de abril de 2012

Renacimiento celebra aniversario de Chiriquí-2012

CHIRIQUÍ 26 DE MAYO de 2012: un aniversario más del Valle de la Luna. RENACIMIENTO ES EL ANFITRIÓN DE ESTE ANIVERSARIO

La rotación del aniversario de la provincia por distrito, siguiendo un orden alfabético, lleva como finalidad especial para el Movimiento Federalista de Panamá, la de transmitir un mensaje sobre la necesidad de lograr la unidad provincial; se plantea a los dirigentes locales la necesidad de fortalecer las Juntas comunitarias para hacer más fácil la búsqueda de soluciones a los problemas más apremiantes; de que las decisiones deben y pueden ser tomadas  desde el nivel local más bajo, comenzando por el barrio, la comunidad, el regimiento, el corregimiento y el distrito (principio de la subsidiaridad, según los términos de los manuales de descentralización que hoy se plantean), porque es posible y necesario que los gobiernos regionales y locales realicen una gran parte de las funciones tradicionales del gobierno nacional, como educación, salud, planeación urbana y transporte, mucho más eficaz de lo que lo ha hecho el Gobierno Central. 

Se lleva el mensaje de que debemos romper con ese paternalismo nocivo tan fuertemente arraigado en la psique del ciudadano, producto de una larga vida como estado centralizado, no tan fácil de romper, pues la tendencia  humana es acomodarse a situaciones que no le supongan grandes dificultades. Y es que, para ejercer verdaderamente un proyecto de descentralización, el ciudadano tiene que asumir un rol protagónico, ser actor en vez de espectador; debe asumir responsabilidades; tiene derechos, pero también tiene obligaciones que cumplir.
Roger Patiño y Onelio Miranda (alcalde Renacimiento)

Las facetas que se abren con esta metodología de trabajo, en medio de un elemento tan gustado por el ciudadano –especialmente el panameño- como es la organización de una festividad, resultan sumamente interesantes, pues plantear un tema árido como el de la descentralización o de la autonomía que pueden y deben ejercer los pueblos ha de hacerse de una manera práctica, que se internalice fácilmente producto de una vivencia real. Pero no basta una vez, sino que el aprendizaje se dará por repetición. Porque, ¿cómo combatir ese pensamiento de esclavitud y sumisión que nos viene heredado desde los tiempos de las colonias? Es un proceso, y un proceso generacional  que se logrará a través de la Educación. Hay que iniciar el cambio de los paradigmas centralistas a los paradigmas de autonomía y eso no puede esperar si verdaderamente estamos hablando de enrumbar la provincia hacia caminos de desarrollo, no focalizados en su capital, sino en todas las unidades que la conforman.
bandera de Renacimiento